Inicio  Acerca de Nosotros  Árbol Genealógico  Galería de Fotografías  Aficiones Familiares  Sitios Favoritos  Enviar Comentarios


         A Roberto José Marcelo Veralli: El Gran Maestro de éste sitio... Ingeniero electrónico, bohemio y programador. Inventa y fabrica de todo, fanático de las PC y de los programas, su capacidad de trabajo puede derrotar al mas pintado. Lo conocí en el chat por ser amigo de "Pino". Cuando me lo presentó, le dije que su nombre parecía sacado de una telenovela venezolana y se largó a reír a carcajadas. A partir de allí se convirtió en un amigo entrañable. Sin él, esta página sería una serie de archivitos inútiles en mi computadora. Generó en un rato lo que no supimos hacer y es el salvavidas inteligente de ésta Web. Millones de GRACIAS, Flaco !!!!!... Y a Dios por regalarme un amigo como vos...


         A José Luis Dalmaso: por aguantar mis preguntas constantes y mi ignorancias acerca de la Web y todo "esto". Sin sus oportunas intervenciones teóricas, tus horas de dedicación, tus largas y amenas charlas, nada hubiera sido posible. Cuando tus extraordinarios conocimientos de autodidacta, no llegaban o estaban dudosos, sin tapujos me enviaste a preguntar a Marcelo (ejemplo de modestia). Incluso cuando me contestaste que lo hiciera solo, que podía, ayudaste, ya que con esa actitud generaste un desafío siempre gratificante: Aprender. Gracias "Pino" por tu inestimable ayuda moral !!!. Además, por ser AMIGO, difícil palabra en éstas épocas...


         Agradecimientos y Disculpas:

    A mis hijas: Carolina Soledad y Mélanie Ivonne, por tantas horas sin papá; y a la pequeña y dulce Sofía Irina, por dormirse esperando una mamadera que no llegó...

    A mi padre Pablo... "El Tito"... Logró lo que pocos, ser el MEJOR AMIGO de su hijo... que lo proclamó "Mariscal del Amor y la Justicia", por ser luchador incansable de infinito corazón, principios inviolables y sumamente justo.  Gracias por tus duros pero a la vez delicados y atinados consejos, que aún en la distancia de dieciocho años de ausencia, siguen resonando en mi ser como si estuvieras siempre presente.  Sin tu forma de ser y tu guía en la vida, nada hubiera sido posible con éste genio rebelde, arrebatado y volador de la adolescencia.  Soy tu obra.  Trocaste eso por sentido de la lealtad, bondad y justicia.  Cada vez que los pierdo, allí estás... Ah!! no lograste cambiar lo de volador, me apasionan los aviones...

Luis Alejo Rodríguez

Verano del 2002


Inicio  Acerca de Nosotros  Árbol Genealógico  Galería de Fotografías  Aficiones Familiares  Sitios Favoritos  Enviar Comentarios


  

webmaster@7rodriguez.com.ar
Copyright 200 Luis Alejo RODRIGUEZ  Reservados todos los derechos