- hs.

Inicio
Acerca de Nos...
Los Celtas

Mitologia
Lenguas
Naciones
Festividades
Leyendas
Arboles

 

Introducción:
viñeta

Una Nueva Forma de Ver la Historia

Características culturales
viñeta

Celticismo

viñeta

Oralidad Cultural

viñeta

Interacción Cultural

viñeta

Iconografía

viñeta

Estado y ...

Monumentos:
viñeta

Altas Cruces Célticas

Atrás en el tiempo, hacia los orígenes remotos de los celtas, perdidos en el tiempo.

Las culturas que le vieron el origen de los celtas.
viñeta

Hallstatt Hace 2550 años...

viñeta

Cultura Celta de La Tène

viñeta

Cultura de los Campos de Urna Europa Central-Edad del Bronce

viñeta

Cueva de Altamira España - Paleolítico (Patrimonio Mundial)

  •  Las Pinturas de Altamira

  •  Historia del Descubrimiento

viñeta

Vínculos internos a otras páginas relacionadas
En dos secciones: Galia-Galos es genérica, mientras que: Celtíberos... es específica de la actual península Ibérica.

  •  Galia - Galos

  •  Celtíberos: Resistencia a la invasión - Viriato - Numancia

viñeta

Enlaces Útiles

¿Alguna vez se preguntó porqué se viene dando en los últimos tiempos un resurgimiento y revalorización de la cultura Celta?

En principio la primera respuesta, es clara y contundente: La historia siempre la escriben los vencedores, y por ende se dan el lujo de acomodar todas las cuestiones de tal manera que ellos son los buenos y los otros los malos.

Esta verdad de perogrullo, en el caso de los celtas tiene mas incidencia de la que cualquiera pueda imaginar. Es claro que siempre existirá la contradicción entre Cristiano y Paganismo. Pero en la actualidad resulta claro que los defensores de la fe cristiana se condujeron históricamente mediante la dominación o el exterminio. Baste solamente recordar uno de los pedidos de perdón que efectuó públicamente Juan Pablo II, por la actuación de algunos de los miembros de la iglesia en Argentina durante la última dictadura militar. O piense en el perdón genérico efectuado a América por la actuaciones eclesiástica durante la conquista. Bien, entonces al menos sea científico, desembarácese de los preconceptos. Solo así podrá entender algún día a los Celtas.

Pero los científicos actuales, están mas ocupados en saber la verdad que en apoyar tal o cual religión o lo que pueda parecerse a ella. Lo cierto es que hubo siglos de destrucción sistemática y de silenciamiento.

Entonces, debemos recordar que la mayoría de lo que se había escrito sobre los celtas proviene de los eruditos del décimo noveno siglo dC (ya sé, le gusta mas "en romano", XIX). Según ese concepto, para los fines ideológicos y prácticos, se tomo un ámbito cronológico y geográfico enorme que incorpora a muchas culturas "célticas".  Tradicionalmente han usado una pauta lingüística y han definido a la gente que habló una lengua céltica (P-ce'ltica o Q-ce'ltica), como el CELTS. Los estudiosos mas recientes, no están de acuerdo con esta noción de cultura céltica. Claro, porque si aplicamos el mismo criterio, Europa actual sería celti-anglo-saxo-nord-greco-afro-chin-orien-ameri-romana. Le causa gracia ¿verdad? A mi también!, pero es solo una broma.

Los recientes descubrimiento arqueológicos, han cambiado drásticamente las nociones precedentes. Los estudios de la cultura, a través del material creado y depositado en sepulcros y sitios sagrados por la gente Celta, denotan la existencia de exquisitos artesanos y artistas, y han sacado a la luz la existencia de un fluido comercio. Tales descubrimientos provienen del concienzudo análisis de las cerámicas encontradas. Antes solo interesaban los objetos mas espectaculares en oro o bronce. Un hallazgo impresionante, ha sido el del enterramiento de Ederdingen-Hochdorf, ya que proporcionó a la ciencia un sepulcro intacto de un hombre de la élite jerárquica mas alta de la cultura Hallstatt.

Esta cultura está vista como predecesora al período de la Tène del La, en las islas continentes y británicas dentro del marco de tiempo de 1.000 años. Obviamente que también céltica.

Además, el "Celts cristiano temprano" (Picts, Galés, irlandeses) está incluido puesto que continuaron un vocabulario artístico "céltico" y elaboraron los cuentos épicos.

Tabla de Contenido

Explora como la creencia y las costumbres celtas son entendidos por los estudiosos actuales y la imaginación popular.

La interpretación de los restos arqueológicos y de descripciones literarias de acontecimientos, de la gente, y de sus costumbres; está lejos de ser fácil descifrar.

Las definiciones modernas del género, del bárbaro, y de la historia, tal como fue contada; siguen siendo escollos enormes para que aflore la verdad de la información reciente, proveniente de los sepulcros y los textos descubiertos en las excavaciones; para proporcionarnos una penetración profunda y valedera, en quiénes, cuáles y cómo eran esta gente céltica.

Los límites entre la ciencia y la especulación romántica están marcados menos claramente que lo que los eruditos quisieran admitir.

Existen descubrimientos que para el clásico pensamiento greco-romano, o bien son inconcebibles y mucho menos poder explicar adecuadamente. Concretamente, pienso que cada cultura debe ser pensada como tal. Si, no. ¿Como explicar los druidas femeninos, las mujeres militares, y las diosas que hacen santos?; sin enredar las nociones originales con nociones modernas de mujeres y cultura.

Los estudios arqueológicos, especialmente en cómo se categorizan según su género, están a menudo abiertos a la tangente investigativa actual, mucho mas libre de preconceptos que la ciencia arqueológica tradicional de los dos siglos pasados. pero esto no ocurre solamente con los estudios relativos a las culturas celtas, sino que atrapan la totalidad de los conceptos previos. Se está re-escribiendo la historia, puesto que la ciencia actual ha descubierto numerosas falacias, ya sea por mentiras lisas y llanas o por ocultamiento de las verdades históricas.

La transformación de Brígida en Sta. Brígida se remonta con varios siglos como ejemplo singular de una diosa de gran alcance que haga un santo de gran alcance. Los druidas femeninos son particularmente intrigantes y difíciles para la ciencia, pero están ya altamente incorporados al romancero o imaginación popular.

El papel del carro en el entierro y la creencia  que es posible porque la tecnología moderna permite que sean recolectados juntos de una manera a-histórica y que examinan en su totalidad los elementos con que se cuenta, más bien que en el aislamiento. La yuxtaposición de objetos en los entierros masculinos y femeninos está tratándose de esclarecer para entender estos entierros, y sus connotaciones sobre la vida futura. La mentalidad investigativa ahora es totalmente abierta.

Tabla de Contenido

La cultura Celta era enteramente oral en cuanto a la transmisión de sus conocimientos. Por algún motivo desconocido hasta el momento, se habrían negado sistemáticamente a formalizar una escritura. Existen sospechas que conocían perfectamente la escritura de otros pueblos. El vocabulario artístico céltico está dominado por la ornamentación y la abstracción, en especial de figuras humanas. Entender una cultura así, desde la perspectiva de personas entrenadas en una cultura de lecto-escritura, que acentúa ésta categoría de comunicación narrativa, genera un pensamiento lineal histórico, que redunda en la pérdida o acentuada disminución en el entendimiento de arte abstracto; hecho que dificulta la adecuada interpretación. La cultura Celtas evitó la palabra escrita hasta la introducción del cristianismo.

Es allí cuando aparecen los phalerae, que contienen algunos de los diseños más llamativos del repertorio artístico céltico. Estos son manuscritos cristianos producidos en Irlanda o en los monasterios influenciados por la cultura céltica, y son generalmente clasificados como pre-cristianos. Estos escritos insulares son distinguibles por la profusa decoración de textos.

Tabla de Contenido

La interacción plantea la cuestión de cuánto y como obró recíprocamente la cultura Celta con las demás culturas europeas. La presencia céltica se ha documentado todo sobre el continente europeo y las culturas del Mediterráneo. La distribución de las materias primas producidas en tierras célticas, proporcionaron un intenso comercio con el mediterráneo; mientras que las mercancías de lujo del mediterráneo eran altamente estimadas por los celtas. La importación del cristal y el cristal trabajado son indicadores fuertes del comercio y por ende de los permanentes contactos con sus vecinos.

A la par de las transacciones comerciales, surge el intercambio artístico. Las monedas célticas se adaptan de modelos griegos, pero no son simples copias, sino que los diseños se transforman en consonancia con el vocabulario iconográfico y estético ce los celtas. Estilo éste que es firmemente mantenido. Se produce una yuxtaposición de representaciones greco-romanas del "Keltoi" y de "Gauls", las propias representaciones Celtas. Primero, se representan raramente y, cuando lo hacen, está de una manera relativamente estandardizada.

Estas situaciones, generalmente desconocidas por omisión, colocan a la gente céltica dentro de un contexto de amplia participación dentro del mundo de las culturas del mediterráneo.

Y no debemos olvidar que para mantener un activo comercio es necesario que reine cierta paz y la concordia con los vecinos. Ello demuestra colateralmente que el concepto de "bárbaros" aplicado por los romanos, debe ser revisado y cambiado profundamente. Puesto que las guerras, si nos atenemos a los estrictos hechos históricos, evidentemente aparecen con la expansión de Roma y posteriormente de los pueblos Germanos.

Tabla de Contenido

Estudia las representaciones de los animales y los dioses que habitan el arte y la literatura de la culturas céltica. Las características de la iconografía, son:

Triplismo: adorno triple, se encuentra en casi todos los contextos célticos. En ellos se ven a menudo los genios Cucullati y Las diosas de la madre.

Los dioses y héroes en la literatura céltica tenían la capacidad de transmutarse entre ser humano y animales, y también de amplificar los poderes de ambos.

Las transformaciones en aves y serpientes eran predilectas porque les permitían moverse entre el cielo y la tierra, y hacia el interior de la tierra respectivamente.

Se asociaba con los caballos y los perros, al dios pre-romano Epona. Y por ende, debido a la importancia en la vida céltica de ésos animales, era uno de los dioses más populares y significativos.

El dios Cernunnos, uno de los pocos pre-Romanos bien conocidos, era asociado con los ciervos y serpientes.

La metamorfosis, la asociación y la amplificación de facultades son el eje central de los dioses en la iconografía céltica.

Tabla de Contenido

Examina los tipos de objetos que establecieron sus credenciales en este mundo y el siguiente. En la vida mas allá de la muerte. El intercambio y la obligación del regalo eran centrales a las jerarquías políticas célticas, requiriendo una gran cantidad de materia prima ser transformado en objetos del estado. De los objetos encontrados en los viejos sepulcros de Tène del la, tales como las pulseras para el tobillo grandes y abultadas, a los últimos broches irlandeses, la joyería hizo mucho más que simplemente adornar. Las vainas altamente adornadas de la espada encontradas en el río Bann no eran ninguna ofrenda voluntaria. Sin duda, fue construida por el deity obligado proteger o curar al suplicante.

Torcs era el símbolo céltico por excelencia. En el conjunto de artes mediterráneos de la época: griego, romano y céltico; es él un adorno que identifica a portador como Celta, no a un romano o a un griego.

Los artículos de lujo tales como espejos y cristales, aunque raros en el continente, plantean cuestiones interesantes de cómo fueron utilizados por sus patrones. ¿Estaban para la exhibición y el uso doméstico, o solamente eran mercancías con fines funerarios?.

Viendo mas profundamente en la historia céltica, las piedras del símbolo de Pictish siguen siendo un misterio, puesto que sus símbolos todavía tienen que ser descifrados satisfactoriamente. Su número y vocabulario visual altamente enriquecido, indican que eran altamente significativas para sus creadores.

Tabla de Contenido

Construidas en piedras extraídas de canteras locales; son las esculturas aisladas mas grandes que se construyeron en Europa, en el período comprendido el Imperio Romano y las Ciudades-Estado Italianas del Renacimiento. Las fechas de construcción de las cruces, suelen ser difíciles de establecer claramente, pero la mayoría de los estudiosos las atribuyen al período comprendido entre el octavo siglo y décimo segundo siglo DC, siendo los siglos noveno y décimo los de mayor producción. Se conoce que tuvieron como precursoras de similar diseño, las de construcción en madera, pero no ha llegado ninguna a nuestros días.

Pueden clasificarse, por su construcción en ornamentales y narrativas, según las escenas taladas en sus caras, contengan escenas narrativas u ornamentos abstractos. La Cruz del Norte de Castledermot, es una de las excepciones porque contiene caras talladas de ambas formas. Los tallados son escenas bíblicas del antiguo y nuevos testamentos, o escenas de las vidas de los santos.

Las cruces, aparecen hoy con un aspecto muy diferente de sus aspectos originales, a consecuencia del desgaste producido por la acción hidro-eólica. Estudios recientes determinarían que habrían estado pintadas para destacar las figuras y ornamentación. Los colores usados habrían sido oscuros, en tonalidades: rojo, amarillo, verde y azul.

Se hallan ubicadas generalmente dentro de los monasterios, también se usaban para marcar los límites de las tierras de los mismos. Otras se erigieron con funciones penitenciales o conmemorativo de algún acontecimiento milagroso o asociado a un santo.

 

Tabla de Contenido

El mayor de los descubrimientos arqueológicos del siglo pasado, para los estudios célticos, fue sin duda, el yacimiento Ederdingen-Hochdorf, ya que proporcionó a la ciencia un sepulcro intacto de un hombre de la élite jerárquica de la cultura Hallstatt.

Descubierta a finales de la década del 70, en tierras de labranza por siglos; de igual manera que las tumbas egipcias, la mayoría de las tumbas célticas fueron saqueadas por ladrones, y muchas veces maltratadas por aficionados descuidados del período moderno que no supieron conservar adecuadamente lo que estudiaban.

La tumba fue datada aproximadamente en el 550 AC, por lo que se mantuvo intacta por dos milenios y medio. Se trata de un sepulcro de la élite celta, descubierto intacto, por lo que resulta sin precedentes en cuanto a sus características óptimas para el estudio de las prácticas de la sexta centuria AC.

De los estudios preliminares de la tumba de Hochdorf, se confirma la veracidad de las leyendas que dan cuenta de un pasado céltico muy próspero; y también se confirma lo mas significativo de las creencias celtas, el convencimiento de la existencia de vida mas allá de la muerte corporal.

Vista aérea del yacimiento arqueológico de Hallstatt.

Tabla de Contenido

Importante cultura (en elaboración)

Tabla de Contenido

Importante cultura indoeuropea de la Edad del Bronce de Europa central, caracterizada por sus necrópolis de incineración y la gran expansión que llevaron a cabo en el siglo XIII a.C.

Los pueblos indoeuropeos occidentales afincados al norte de los Alpes compartían una cultura común desde el siglo XV a.C. (Cultura de los Túmulos). En el siglo XIII se extenderá la costumbre de la incineración y el depósito de las cenizas en las características urnas.

Coincidiendo con este fenómeno cultural, estos pueblos, entre los que se encuentran los celtas, itálicos e ilirios, inician una rápida expansión que les lleva a conquistar gran parte de los Balcanes y porciones menores de Europa occidental.

También destruyeron el Imperio Hitita, adueñándose del secreto de la metalurgia del hierro. Posteriormente alrededor del siglo XII, prosiguieron sus campañas por mar, atacando Egipto y colonizando Filistea.

Casi con seguridad, estos centroeuropeos, ya helenizados, constituyen el misterioso origen de los dorios que invadirían Grecia en el siglo XI, destruyendo la civilización micénica (ver Micenas).

Obtenido de "Wikipedia/Cultura de los Campos de Urnas"

Tabla de Contenido

Cueva situada en las proximidades de Santillana del Mar, en Cantabria (España), donde se conserva uno de los ciclos pictóricos más importantes de la Prehistoria. Pertenece al período Magdaleniense y al Solutrense, dentro del Paleolítico Superior, y su estilo artístico constituye la denominada escuela franco-cantábrica, caracterizada por el realismo de las figuras representadas.

Las pinturas de Altamira, descubiertas en 1879, suponen el primer conjunto pictórico prehistórico de gran extensión conocido en el momento, hecho que determina que el estudio de la cueva y el reconocimiento de la misma abra toda una polémica respecto a los planteamientos aceptados en la ciencia prehistórica.

El realismo de sus escenas, provocó, en un primer momento, un debate en torno a su autenticidad hasta ser aceptada como una obra artística realizada por hombres del Paleolítico; su reconocimiento supone un largo proceso en el que también se van a ir definiendo y van a ir avanzando los estudios sobre la Prehistoria.

Su primer defensor fue Sanz de Sautuola y Vilanova, su descubridor; su criterio será avalado por los frecuentes hallazgos de piezas de arte mueble en numerosas cuevas europeas, especialmente francesas, en los años finales del siglo XIX, así como de pinturas rupestres innegablemente asociadas a las estatuillas, relieves y huesos grabados aparecidos en niveles arqueológicos paleolíticos, unidos a restos de animales desaparecidos (mamut, reno, bisonte, etc.).

En su reconocimiento destacó muy positivamente el Abate Breuil, organizador en 1902 de un Congreso de la Asociación Francesa para el Avance de las Ciencias, cuyos trabajos en torno al tema "el arte parietal" provocaron cambios substanciales en la mentalidad de los investigadores del momento.

Cartailhac, uno de sus más grandes opositores a la autenticidad de Altamira, ante el descubrimiento, a partir de 1895, de grabados y pinturas en las cuevas francesas de La Mouthe, Combarelles y Font-de-Gaume, revisa su postura y tras visitar las cuevas escribió en la revista L'Antropologie (1902) un artículo titulado La grotte d' Altamira. Mea culpa d' un sceptique. Su artículo supone el reconocimiento universal del carácter paleolítico de las pinturas de Altamira.

Fijada la autenticidad de las pinturas se inicia el debate sobre la propia obra. La divergencia entre los investigadores se centra en torno a la precisión cronológica, la misteriosa finalidad de las mismas y su valor artístico y arqueológico. Estas cuestiones afectaron no sólo a la cueva de Altamira sino a todo el arte rupestre cuaternario descubierto.

Modernamente, amparados en estudios sobre yacimientos y santuarios tanto subterráneos como al aire libre, con la ayuda del carbono 14, los investigadores Laming y Leroi-Gurhan propusieron para las pinturas de Altamira una datación entre 15.000 y 12.000 años a.C., pertenecientes por tanto al período Magdaleniense III.

Tabla de Contenido

La cueva de Altamira, relativamente pequeña, con 270 metros de longitud, presenta una estructura sencilla formada por una galería con escasas ramificaciones, donde se definen tres zonas: una primera formada por un vestíbulo amplio, iluminado por la luz natural y que fue el lugar preferentemente habitado por generaciones desde comienzos del Paleolítico Superior; del vestíbulo se pasa a la gran sala de pinturas polícromas, apodada "Capilla Sixtina del Arte Cuaternario"; y otras salas y corredores en las que también hay manifestaciones artísticas de menor trascendencia.

En la actualidad, el aspecto de la gran sala de los bisontes ha variado enormemente desde 1879, cuando María Sautuola, la vio por vez primera. Su bóveda sigue manteniendo los 18 metros de largo por los 9 de ancho, pero su altura originaria (entre 190 y 110 cm.) se ha aumentado al rebajarse el suelo para facilitar la cómoda contemplación de las pinturas.

El animal más representado es el bisonte, hay hasta 16 ejemplares en diversos tamaños, posturas y técnica pictórica junto a caballos, ciervos, bisontes y signos tectiformes. Los artistas de la cueva de Altamira dieron solución a varios de los problemas técnicos que la representación plástica tuvo desde sus orígenes en el Paleolítico. Tales fueron el realismo anatómico, el volumen, el movimiento y la policromía.

La sensación de realismo se consigue mediante el aprovechamiento de los abultamientos naturales de la roca que crean la ilusión de volumen, la viveza de los colores que rellenan las superficies interiores (rojo, negro, amarillo, pardos) y la técnica del dibujo y del grabado, que delimita los contornos de las figuras, son las características esenciales con las que se define la representación.

El Bisonte encogido es una de las pinturas más expresivas y admiradas de todo el conjunto. Está pintado sobre un abultamiento de la bóveda en el que el artista ha sabido encajar la figura del bisonte, encogiéndolo, plegando sus patas y forzando la posición de la cabeza hacia abajo. Destacando el espíritu de observación naturalista de su realizador y la enorme capacidad expresiva de la composición.

La gran cierva, la mayor de todas la figuras representadas, tiene 2.25 m, manifiesta una perfección técnica magistral. La estilización de las extremidades, la firmeza del trazo grabado y el modelado cromático le dotan de un gran realismo, no obstante acusa, en su factura algo pesada, una cierta deformación seguramente originada por el cercano punto de vista del autor. Debajo del cuello de la cierva aparece un pequeño bisonte en trazo negro.

Caballo ocre situado en uno de los extremos de la bóveda, fue interpretado por Breuil como una de las figuras más antiguas del techo. Este tipo de poney debió de ser frecuente en la cornisa cantábrica pues también le vemos representado en la cueva de Tito Bustillo, descubierta en el año 1968 en Ribadesella, y aun es muy posible que sea de la misma tipología que el representado en la cueva alcarreña de los Casares.

Tabla de Contenido

La hoy famosa cueva de Altamira, es descubierta en el año 1868, por un cazador, llamado Modesto Cubillas, que al intentar liberar a su perro, que había penetrado por entre las grietas de unas rocas persiguiendo a una pieza, ve la entrada de la cueva, desconocida hasta entonces y situada en el término de Juan Mortero.

En aquel momento, la noticia del descubrimiento de una cueva no tenía la menor transcendencia entre el vecindario de la zona, ya que en la misma es tan frecuente el fenómeno kárstico que una gruta más entre las miles existentes, no añadía nada novedoso.

Don Marcelino Sanz de Sautuola, erudito en paleontología y descubridor de las pinturas, debió de conocer la existencia de la cueva directamente por boca del mismo Modesto, aparcero en su finca, pero no la visitó hasta el año de 1875. Por entonces la recorrió en su totalidad y reconoció algunos signos abstractos, como rayas negras repetidas, a las que no dio ninguna importancia, por no considerarlas obra humana. Cuatro años después, durante el verano de 1879, volvió don Marcelino por segunda vez a Altamira, en esta ocasión acompañado por su hija María, niña de 9 años, interesado en excavar la entrada de la cueva con el objeto de encontrar algunos restos de hueso y sílex.

El hecho del descubrimiento se produce, de forma casual, por obra de la curiosidad de la niña, pues mientras su padre permanecía en la boca de la gruta ella penetró hasta una sala lateral descubriendo los famosos bisontes. María acudió a avisar a su padre. Sautuola quedó sorprendido al contemplar el grandioso conjunto de pinturas de aquellos extraños animales que cubrían la casi totalidad de la bóveda.

Al año siguiente, 1880, don Marcelino publica una breve opúsculo titulado Breves apuntes sobre algunos objetos prehistóricos de la entonces provincia de Santander en el que sostenía el origen prehistórico de las pinturas e incluía una reproducción gráfica hecha por el mismo descubridor. Expuso sus tesis al catedrático de Geología de la Universidad de Madrid, don Juan de Vilanova, que las acogió como propias. Pese a todo, la opinión de Sautuola no fue aceptada por los prestigiosos maestros franceses Cartailhac, Mortillet y Harlé, los científicos más expertos en estudios prehistóricos y paleontológicos en Europa.

La novedad del descubrimiento era tan sorprendente que provoca la lógica desconfianza de los estudiosos, incluso se llega a sugerir que el propio don Marcelino debió de pintarlas entre las dos visitas que realizo a la caverna, negando así su origen paleolítico.

Ni la ardiente defensa de Vilanova en el Congreso Internacional de Antropología y Arqueología, celebrado en Lisboa el año 1880, ni el afán de Sautuola evitaron la descalificación de Altamira.

La oposición se hace cada vez más generalizada. En España, el presidente de la Sociedad Española de Historia Natural el 1 de diciembre de 1886 dictaminaba diciendo que

"... tales pinturas no tiene caracteres del arte de la Edad de piedra, ni arcaico, ni asirio, ni fenicio, y sólo la expresión que daría un mediano discípulo de la escuela moderna...".

Sautuola y sus pocos seguidores lucharon contra esa sentencia. La muerte de don Marcelino y la de Vilanova parecían condenar definitivamente las pinturas de Altamira con una fraudulenta realización moderna.

La aceptación de las pinturas no se produce hasta 1902.

Durante los años 1960 y 1970, los numerosos visitantes que accedieron a la cueva hicieron peligrar su microclima y la conservación de las pinturas. Se creó un debate sobre la conveniencia de cerrar Altamira al público. En 1977 se clausura la cueva al público para finalmente en 1982 reabrirse y permitir el acceso a un restringido número de visitantes por día.

El amplio número de personas que deseaba ver la cueva y el largo periodo de espera para acceder a ella (más de un año) hizo plantearse la necesidad de construir una réplica. Desde el año 2001, junto a la cueva se levanta el Museo nacional y centro de investigación de Altamira, obra del arquitecto Juan Navarro Baldeweg. Destaca en su interior la llamada Neocueva de Altamira, la reproducción más fiel que existe de la original y muy similar a como se conocía hace 15.000 años.

Existe otra reproducción de las pinturas en una cueva artificial realizada en el jardín del Museo Arqueológico Nacional de España

Esta cueva está incluida en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Tabla de Contenido

Galia - Galos

Celtiberos - Resistencia a la Invasión - Viriato - Numancia

 

Estos son vínculos a páginas de éste Sitio Web

Tabla de Contenido

Obtenido parcialmente de Wikipendia.

webmaster@7rodriguez.com.ar
Copyright 200 Luis Alejo RODRIGUEZ  Reservados todos los derechos